Los Hermanos Rocaescudo

18 mayo, 2009 at 3:27 pm 4 comentarios

_ ¡Alysan, arranca! –El grito del enano retumbó en todo Faerun, la elfa; que se había parado a examinar unas huellas en el camino lo miró enojada-.

_ ¡Ya me darás las gracias cuando evite una emboscada de bandidos! –Contestó Alysan muy orgullosa de su labor-. ¿Acaso no recuerdas aquella noche?

_ ¡Bah! –dijo otro enano que iba más atrás-. Esas cositas nos amenizan el viaje, siempre es divertido clavar el hacha en un pielverde.

_ Bien dicho hermano –dijo Glombel alzando su martillo de guerra-. Estas elfas de ahora ya no son lo que eran… ¡La plaga de conjuros ha logrado cambiar hasta a los orejas picudas!

_ Lo que sería imposible es que algo pudiera cambiar el carácter de los enanos… -dijo Alysan con un guiño, Glombel y Anem echaron una carcajada y continuaron caminando-.

La luz iba apagándose a medida que caminaban, pronto caería la noche y el extraño grupo todavía caminaba con prisa pues esperaban no tener que volver a dormir al aire libre. La elfa, siempre inquieta, caminaba tanto delante como detrás, vigilaba la retaguardia, vigilaba el frente… Anem y Glombel se tomaban esto con mucho humor, pues a diferencia de Alysan ellos adoraban las “distracciones” de las pequeñas e inútiles criaturas de Toril. La noche se les echó encima y la druida buscó un buen lugar para pasar la noche, pronto estaban junto a un puñado de rocas que les servia de cobijo. Siguiendo el típico turno de guardias la noche fue pasando lentamente, cuando fue el turno de Alysan observó a los enanos que dormían plácidamente incluso sobre el duro suelo pedregoso, pero poco a poco comenzaron a inquietarse… Una luz azul comenzó a brotar de unas cicatrices que ambos tenían y a medida que la luz se intensificaba los dos enanos comenzaban a moverse inquietos… Glombel comenzó a gritar ¡Padre! ¡Padre! y Anem tensaba los músculos cada vez más… La elfa comenzó a susurrar unas palabras tranquilizadoras en élfico y los enanos se fueron calmando poco a poco… Aunque los enanos desconocían esto para Alysan era un hecho que ocurría con bastante frecuencia, aunque habían pasado casi 20 años de aquel suceso los hermanos Rocaescudo aún tenían traumas mentales, además de la llamativa cicatriz que cada uno tenía en un brazo. El sol comenzó a asomar por el horizonte y Alysan despertó a sus compañeros para continuar el viaje hacia Xorhun, una pequeña ciudad en la que pararían a descansar ya que llevaban varias semanas huyendo del cercano infraabismo del cual numerosas criaturas atacaban sus alrededores casi a diario.

La ciudad comenzó a divisarse a lo lejos y todos sintieron un gran alivio, habían sido demasiado largos los días anteriores y necesitaban un buen descanso y aunque el pueblo estaba invadido por una niebla intensa ninguno de los tres perdió el entusiasmo de haber llegado por fin allí. Pero este sentimiento se fue apagando lentamente al acercarse a las puertas de la pequeña ciudad, ya que al llegar se encontraron con todas las calles desiertas y un ambiente tétrico preocupante, buscaron la posada y al llegar la encontraron en ruinas.

_ ¿Qué demonios ocurre en este pueblucho? –preguntó Glombel enojado-.

_ Todo esto no me gusta nada –dijo Alysan claramente preocupada-. Deberíamos buscar a los que estén al mando y quizás podamos obtener alguna respuesta.

_ Creo que los que están al mando ahora son estos… -dijo lentamente Anem mientras sacaba su hacha y preparaba el escudo mientras miraba como unos seis o siete zombies comenzaban a acercarse muy despacio-

_ ¿Zombies? –Preguntó Alysan cogiendo su bastón-.

_ No tenemos tiempo para respuestas –dijo Glombel- ¡Defendeos!

Anuncios

Entry filed under: Libro, Rol.

Druida Tanque ¿Zombies?

4 comentarios Add your own

  • 1. Javs  |  18 mayo, 2009 en 3:48 pm

    Con lo majos que son los zombies…

    Responder
  • 2. Glomby  |  18 mayo, 2009 en 4:31 pm

    ^^

    Jijiji, como mola 😀

    Responder
  • 3. Jesús  |  18 mayo, 2009 en 6:46 pm

    La de cosas que hay ahi escritas y que seguro que no entendeis… Todo se sabrá… a su tiempo…

    Responder
  • 4. Arien  |  22 mayo, 2009 en 10:35 pm

    Hum… Pues no está mal, no…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

mayo 2009
L M X J V S D
« Mar   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: