Posts filed under ‘Reflexiones’

Crónicas de un Dungeon Master

Empecé a jugar a los juegos de rol cuando tenía 10 años. ¡Qué recuerdos tengo de esas partidas! Jugábamos a un juego mezcla de uno que creo que se llamaba la cueva del goblin y reglas caseras que nos habíamos inventado nosotros. ¿Nosotros? Realmente yo no había hecho nada… Mi hermana y un vecino habían montado todo y me dijeron que si quería jugar y, obviamente, me apunté enseguida.

Era un mundo del cuál no entendía absolutamente nada, las reglas eran sencillas pero aún así se me hacía difícil. Pero nada de esto hacía que el juego no fuese divertido para mí, me dejaba guiar e intentaba hacer las cosas lo mejor posible. Como bien os imagináis las liaba muchísimo… Me acuerdo que mi personaje era un hombre lobo llamado Mariano (sí, Mariano…), el pobre Mariano no hacía más que meter en líos a sus compañeros de grupo lo que ocasionó varios intentos de asesinato hacia su persona… Nada grave puesto que la Master era mi hermana y siempre solía salvar a su hermanito ^_^ .

Nuestros mapas eran muy cutres, recuerdo que todos eran más o menos iguales. El mapa consistía en dos zonas divididas por un río de lava o ácido y para cruzar al otro lado sólo había un puente. Dicho puente tenía un portón en el cuál había que meter un número determinado de llaves que debías encontrar a lo largo de tus aventuras en montañas, bosques, templos… Una vez que tenías en tu poder todas las llaves conseguías abrir el portón y te encontrabas por fin al otro lado del mapa. Era todo muy similar y ahora debías encontrar las llaves para abrir el portón que te permitiría entrar en el castillo del malo malísimo y combatir contra él.

No teníamos una trasfondo profundo, realmente eramos simples aventureros que viajaban por el mundo superando los desafíos que se nos ponían delante. ¿Por qué teníamos que derrotar al habitante del castillo? Si realmente lo sabíamos no lo recuerdo… Lo importante era interpretar a ese hombre lobo que tenía tantas ansias de aventuras, aunque pecase de mal compañero jejeje.

Cuando cumplí los 13 años la situación había cambiado. Mi hermana había dejado de dirigir y yo y mis amigos estábamos muy viciados al Baldur’s Gate. Estuvimos mirando de hacer unas partidas de rol y comencé a dirigirles jugando al juego al que había estado jugando tanto tiempo. La partida fue corta, apenas 3 meses. La jugábamos durante las clases y lo pasamos realmente bien. (Aunque ese curso las notas no fueron demasiado bien… xD). Una vez terminada esa partido tuvimos ganas de más, ya eramos más mayores y nos dábamos cuenta de la gran cantidad de errores que tenía el sistema de juego que usábamos. Después de mucho investigar (nos costó mucho debido a que de aquella no teníamos apenas tiendas que vendiesen material de rol), decidimos comenzar una partida de AD&D segunda edición. ¿Por qué este juego? El Baldur’s Gate nos había gustado demasiado, así que la elección estuvo muy clara.

Cómo era el que más experiencia tenía en el mundo del rol fui el elegido para ser Master. No lo hacía bien, pero daba lo mejor de mí mismo y los jugadores estaba demasiado emocionados como para ver los múltiples errores que cometía. Aquí viene una larga etapa de partidas que duró unos dos años. Todo iba bien, íbamos comprando cada vez más material y comenzamos lo que ahora se ha convertido en una gran colección de dados. Pero nos encontramos con un problema, comenzó el cambio de edición y nos compramos varios libros que no conseguíamos usar. Más bien era la ignorancia de no saber que eran distintas ediciones…

El grupo había crecido mucho, en ese momento eramos unos 9 jugadores. ¿Y cómo hacía para dirigir a tanta gente? Eran partidas algo cutres, lo único que había era un combate tras otro sin mucha historia por el medio pero… al haber tanta gente había muchísimo juego en la relación entre personajes lo cual daba lugar a momentos muy divertidos. ¿Quién no recuerda aquellas momentos? El paladín dejando morir ahogados a dos de sus compañeros por que anteriormente ellos lo habían dejado tirado, el semiorco jugando al fútbol con el enano usando como balón la cabeza del recientemente fallecido guerrero psíquico…

Estuvimos jugando durante casi 5 años, muchos jugadores pasaron por esas partidas. Algunos nunca volvieron y otros llegaron y nunca se marcharon. Conocí a mucha gente durante esa temporada, gente de la que no me olvidaré. Pero con el tiempo todos comenzamos a estar ya un poco hartos del juego, el sistema ya no nos gustaba tanto y además cada vez me era más difícil dirigirles puesto que ya teníamos muy dominado el sistema y era muy difícil mantener un equilibrio. Todo esto dio como resultado un parón, estuvimos mucho tiempo sin jugar. De hecho volvimos a jugar con la venida de la nueva edición de D&D, la 4.0.

Pero el grupo ya se había roto, a algunos de los jugadores no los habíamos vuelto a ver… Decidimos formar un nuevo grupo más reducido para así poder adaptarnos bien a la nueva edición. Pero, más deprisa de lo esperado, se abrió un abismo entre los jugadores. Algunos se adaptaron muy deprisa a la nueva edición mientras que los demás se quedaban atrás. Esto llevó a algunos problemas, nada grave por supuesto. Pero esto sumado a la gran cantidad de compromisos que tenían los jugadores ocasionó un nuevo parón. Que sepáis que el gran impedimento para jugar al rol no son las novias/novios (yo tuve dos novias a las que metí en el juego sin problemas), el gran problema es el trabajo. Una vez que se empieza a trabajar se acaba mucho el tiempo de rol.

Durante un año dejé el tema, simplemente no me preocupé. Pero al pasar el tiempo volvió a picarme el gusanillo y volví a montar un grupo. Pero quería evitar todos los problemas anteriores, mis anteriores jugadores ya estaban algo hartos de mi forma de dirigir. Así que decidí buscar jugadores nuevos, jugadores con muchas ganas de jugar. Con aquellas ganas que teníamos nosotros al principio, esas ganas que nos unieron a todos durante tantos años. Ahora mismo estoy dirigiendo a un nuevo grupo, la mayoría es la primera vez que juegan al rol. Al dirigirles no puedo evitar recordar aquellas primeras partidas que jugábamos Lucía, Yago, Diz, Villol, Rubén, Padín, Krisko, Ricardo y yo.

Hace ya casi 10 años. Quizás un día volvamos a reunirnos todos para echar una partida de nostálgicos. Todos hemos cambiado y el sistema ha cambiado. Pero seguro que el grupo seguiría siendo el mismo que era, con aquel “amor” característico que tenían entre ellos… sería bueno volver a verlo.

30 mayo, 2010 at 8:49 pm 3 comentarios

Nuevas Formas de Druida Feral (Elfos de la Noche)

Me gustan pero… teniendo en cuenta que mi pelo es verde…  ¿Cuales me tocarán?

ss2

ss4

Ahi os las dejo

4 junio, 2009 at 10:00 pm 4 comentarios

Chocolate Rain

Paseando por el youtube lo volví a a encontrar y os lo enseño para los que no lo conocían

Dedicado a Zz

23 marzo, 2009 at 1:06 am 1 comentario


Calendario

julio 2017
L M X J V S D
« May    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Posts by Month

Posts by Category